Madre de día

madre-de-dia
Una madre de día, es una alternativa a las escolas bressol o guarderías, un modelo de educación importado de otros países como Francia (assistante maternelle), Suiza (mamans de jour), Alemania (tagesmutter), Inglaterra (childminders)… donde lleva funcionando como una opción más, desde hace más de 30 años.

Una Madre de Día es una profesional de la pequeña infancia que ha adaptado su hogar, para que sea un espacio seguro y confortable, con materiales adecuados, para acoger a un pequeño grupo de hasta 4 bebés o niños y niñas, desde los 4 meses hasta los 3 años, en el horario en el que sus familias noo pueden estar con ellas/os.

La continuidad del ambiente hogareño es importante en esta primera etapa de la infancia, tan sensible a los cambios y rutinas. El trato personalizado y afectuoso, la tranquilidad y el respeto por los ritmos de cada niña, niño o bebé, ayudan a una mejor y más natural adaptación.

En éste camino de aprendizaje y descubrimiento, yo les acompaño proporcionándoles una figura estable de apego.

Crezco jugando

Es el nombre de mi proyecto de Madre de Día. Simboliza mi filosofía de trabajo con los niños y niñas, ya que crecer y jugar son dos conceptos que van de la mano a lo largo de toda la infancia, siendo el juego el camino para crecer.

Crezco Jugando está en Barcelona, en el barrio de Sant Gervasi. Es un oasis de tranquilidad para que bebés y niños y niñas puedan explorar el mundo a su ritmo.

Características

Las rutinas, en un orden lógico y sin prisas, acordes con los bioritmos y las verdaderas necesidades de cada niño contribuyen a generar un clima seguro y estable, que facilitan la creación de hábitos saludables, y les ayudan a sentirse confiados y seguros. El juego libre y no directido, es fundamental en ésta (y todas) etapa de la infancia. Por eso en todo momento hay materiales adecuados a su alcance, así como diferentes rincones de actividades. Todos ésto promueve la interrelación y potencia una mayor autonomía.

  • La continuidad del ambiente hogareño
  • El trato personalizado
  • Tranquilidad
  • Vínculo afectivo en un pequeño grupo estable
  • Respeto por los ritmos de cada niñ@
  • Comunicación constante con las familias

Los horarios habituales del grupo son de 9 a 15h. Con posibilidad de ampliarlo o reducirlo.

También existe la posibilidad de canguro por horas, desplazándome yo al hogar de las familias, si así lo necesitan.

Las comidas las traen las familias en un tupper o termo, que vuelve a casa a diario, así pueden comprobar lo que han comido.

Las actividades que hago con los y las peques no son dirigidas, es decir, tienen a su disposición diferentes objetos, rincones de actividades y juegos para explorarlos por sí mismos. Pero sí es verdad que trato de desarrollar diferentes áreas en las que su desarrollo evolutivo les hará poner una especial atención:

  • Actividades de estimulación de los sentidos: texturas, sonidos, oído, gusto….siempre con juegos.
  • Expresión corporal y autoconocimiento: baile, identificación de su propio cuerpo, música, disfraces, actividades de suelo en colchonetas.
  • Fomento del lenguaje a través de los cuentos (soy cuentacuentos), canciones, etc
  • Psicomotricidad fina y gruesa.
  • Relajación con música y ejercicios de respiración.
  • Hábitos saludables (higiene, alimentación saludable, aprender a relajarse…)
  • Desarrollo del mundo afectivo con ell@s mism@s y con l@s demás: empatía, autoconocimiento y gestión de las emociones…
  • Juego libre y espontáneo (ésto SIEMPRE QUE QUIERAN, en cualquier momento).
  • En todas las actividades que realizo (incluídas la comida), trato siempre de fomentar su autonomía, respetando siempre sus preferencias, ritmos e individualidades.
  • Les propongo actividades (que son libres de seguir), por ejemplo, pintura de dedos, plastilina, jugar con barro… no se les obliga en ningún caso a seguir una actividad.

El ambiente que tenemos en casa, es el de una gran familia, las relaciones que se establecen entre los/las niños/as es muy estrecho, así como conmigo y las familias. La confianza y tranquilidad son fundamentales.

El ambiente familiar y el grupo reducido favorece la adaptación delos bebés, niñas y niños. La incorporación de los niños y niñas al servicio, se hace de forma gradual y personalizada, según sus necesidades. No hay prisa en ningún caso, y la casa siempre está abierta a las familias.

En los primeros días la mamá, el papá, o ambos, se quedan con nosotros durante unas pocas horas. Posteriormente, y cuando veamos que el niño o niña está tranquila/o y se siente seguro/a conmigo, la casa y los demás niños, la mamá o papá sale durante un rato (estando cerca por si en algún momento tiene que volver). En cualquier momento que el pequeño/a busque a su mamá/papá, o se ponga nervioso/a, yo les aviso para que vengan, para que no exista ningún tipo de estrés.

Las salidas de los padres se irán haciendo más prolongadas, hasta que la niña o niño esté completamente tranquilo/a.

Clara, madre de día

member-image

Clara Lechuga

Madre de dia

Mi vocación son l@s niñ@s, y llevo más de 15 años trabajando con ellos en diferentes ámbitos. Dedicarles tiempo de calidad, con el máximo cariño y respeto, es mi filosofía.Fundé la Asociación de Madres de Día Llars de Criança hace tres años, y desde entonces la presido, intentando dar a conocer ésta figura profesional tan saludable para l@s más pequeños y sus familias.Como Madre de Día, me siento realizada al ver que l@s pequeñ@s se desarrollan con naturalidad y a su ritmo, rodeados de cariño y apoyo incondicionales.


Saber más sobre mi